20 Formas de comprobar si tus alumnos han entendido tus enseñanzas. ¡Mi preferida es la número #16!

Una de las dudas que inevitablemente surgen durante una sesión lectiva se centra en el grado de comprensión que tus alumnos tienen sobre los contenidos trabajados en clase. En muchas ocasiones te basas en lo que se podría considerar como una mera observación y, por tanto, dicha observación no está exenta de subjetividad. Es por ello que el artículo de hoy tiene la finalidad de darte a conocer qué mecanismos puedes llevar a cabo para cerciorarte del grado de comprensión que tus alumnos han adquirido acerca de tus enseñanzas. 

Enseñanzas

Imagen extraída de Shutterstock

20 Maneras de comprobar si tus enseñanzas llegan a tus alumnos.

1. Discusión. Discute con tus alumnos si aquello que les has enseñado tiene una lógica, tiene una aplicación total o parcial en la vida real. El diálogo es un excelente recurso para la comprensión de contenidos.

2. Definición. Haz que tus alumnos definan los conceptos que les has enseñado en tu sesión lectiva. Procura que las definiciones no se basen en la memorización, sino en la comprensión del concepto.

3. Perspectiva. Haz que tus alumnos interaccionen entre ellos para que por ellos mismos descubran si su aprendizaje es el correcto, es decir, si coinciden en lo que han aprendido. Esta comprobación puede hacerse perfectamente por parejas o con grupos de tres o cuatro alumnos.

4. Listado.  La creación de listados a modo de glosario es una práctica realmente útil y eficaz de cara a la asimilación de los conceptos explicados en una sesión lectiva o en una Unidad Didáctica. El listado tiene la virtud de concretar la esencia de tus enseñanzas.

5. Esquema. Siempre que sea posible, transforma los conceptos de tu sesión lectiva en forma de esquema. De esta manera tus alumnos trabajarán los contenidos de una forma más visual.

6. Examen. Examinar a tus alumnos es una forma más de comprobar si tus alumnos han captado tus enseñanzas. Ahora bien, no olvides que no tiene por qué ser el método de comprobación más importante o más valorado. Procura que tus exámenes se basen más en la realización de procedimientos que en la mera memorización de conceptos.

7. Justificación. Procura que tus alumnos, en la medida de lo posible, justifiquen y defiendan aquellos contenidos adquiridos en tus clases. Haz que verbalicen aquello que aprenden, porque es una de las mejores maneras para afianzar cualquier proceso de enseñanza-aprendizaje.

8. Conexión. Enseña a tus alumnos a conectar un concepto con otro concepto trabajado previamente en tus sesiones lectivas. Incluso puedes ir más allá e intentar conectar un concepto de tu asignatura con otro concepto de una asignatura diferente. Un ejemplo podrían ser las categorías gramaticales.

9. Crítica. La crítica no siempre es una forma fácil de demostrar que tus alumnos van entendiendo tus explicaciones. Sin duda, la crítica supone un paso más allá de la discusión y requiere de una cierta madurez. Aún así, la crítica permite verbalizar y establecer un diálogo tremendamente valioso para el afianzamiento de los contenidos. Hacer a un alumno crítico es hacer a un alumno reflexivo y esto sin duda es un valor añadido para cualquier aprendizaje.

10. Composición. Elaborar una  composición a partir de las enseñanzas recibidas es otra forma de afianzar los procesos de enseñanza-aprendizaje. Además, mediante la composición, los alumnos trabajan aspectos tan fundamentales como la expresión escrita.

11. Test. A diferencia del examen, un texto es un tipo de prueba mucho más breve, directa, cerrada y que sirve para comprobar in situ el grado de comprensión de tus alumnos. En mi caso me gusta diferenciar entre las llamadas Pruebas de Estudio y Pruebas de Atención.

12. Repetición. Aunque no es una de mis fórmulas preferidas en cuanto a comprobar el grado de comprensión de mis alumnos, la repetición de determinados conceptos en según qué asignaturas, también puede servir para mejorar el aprendizaje y la comprensión de las enseñanzas adquiridas por tus alumnos.

13. Comparación. La comparación de dos conceptos es clave para el afianzamiento de dichos conceptos. La comparación permite extrapolar un concepto y relacionarlo con otro desde múltiples punto de vista.

14. Resolución.  La resolución permite al docente comprobar que se ha ido más allá del mero aprendizaje memorístico de una enseñanza. La resolución de problemas se sitúa en uno de los aspectos más significativos del aprendizaje de un alumnos, porque mediante la resolución el alumno no te demuestra sólo que ha aprendido lo que le has enseñado, sino que ha sido capaz de encontrarle una aplicación o resolución a un determinado problema.

15 Representación.  La representación o dramatización de los conceptos adquiridos por los alumnos es una magnífica estrategia para afianzar el aprendizaje de tus alumnos. La representación permite a los alumnos verbalizar y visualizar el contenido adquirido y estimula la memoria.

16. Rol. Esta es otra forma excelente que tienes de comprobar si tus alumnos han captado tus enseñanzas durante una sesión lectiva. De lo que se trata es de cambiar el rol del alumno, cambiar el papel que tiene el alumno en clase y convertirlo por unos minutos en un docente. Cambiar el papel que juega el alumno en el aula es un magnífico recurso ya que con él tus alumnos trabajan la expresión oral y aprenden a perder el miedo a hablar en público. Bien gestionado, el cambio de rol supone una inyección muy considerable de autoestima para cualquier alumno.

17. Presentaciones. A través de herramientas como Prezi o Powerpoint, tus alumnos pueden realizar presentaciones de los contenidos trabajados en clase. En este tipo de presentaciones la pizarra digital supone una excelente ayuda para el alumno.

18. Proyecto. Aunque algo más ambicioso, el proyecto sigue siendo tremendamente significativo para comprobar el grado a consolidación de los contenidos. En este sentido cabría destacar por encima de todos los llamados proyectos colaborativos a través del aprendizaje cooperativo.

19. Velocidad. Una métrica muy interesante para comprobar lo que sabe el alumno se centra en la velocidad con la que es capaz de demostrar aquello que sabe. Aunque la velocidad no es un elemento imprescindible para un aprendizaje, sí que creo que te puede dar ciertas pistas sobre el grado de seguridad con el que el alumno parte acerca de los contenidos aprendidos en el aula.

20. Error. Se puede y se debe aprender del error. Dar a corregir el error a un alumno sobre un determinado contenido es otra excelente herramienta de cara a la consolidación del aprendizaje. Acerca de cómo premiar el error entre los alumnos recomiendo la lectura de siguiente enlace.

Muy probablemente tendrás otras formas de comprobar el grado de comprensión de tus alumnos a lo largo de una sesión lectiva. Si es así estaré encantado de que las compartas en los comentarios. Gracias por adelantado.

¿Eres docente? ¡Ya somos más de 15.000 suscriptores!

Comments

  1. MaE says

    ¡Excelente Dn. Santiago!
    Le comento que, para evaluar contenidos teóricos, utilizo una combinación de la 6 (examen escrito) y la 20. Lo hago así:
    Después de que mis estudiantes (de Pedagogía) han leído y comentado una lectura que he indicado, el siguiente día deben responder por escrito un examen breve; al concluir me lo entregan para una revisión en la que NO marco sus errores, solo reviso “a ojo de pájaro”, les regreso el examen y les pido que (en casa) comparen sus respuestas con el texto que habían leído, corrijan lo que haga falta y se asignen ellos una calificación, basándose en la rúbrica que les hago llegar a través de la página del curso (hospedado en la plataforma virtual de la Universidad).
    No conocía la estrategia de la “lista” y he pensado utilizarla para la evaluación final de uno de los cursos que imparto.
    ¡Saludos desde Xalapa, Veracruz, México!

  2. Tarta Sacher says

    Explícame qué les dices cuándo te preguntan para qué les servirá el análisis sintáctico en la vida real.

    • says

      Gracias por tu comentario. Cuanto más dominas la sintaxis, mejor te expresas en tu lengua porque puedes reflexionar sobre las estructuras. Un claro ejemplo es el uso del laísmo.

  3. Alexander says

    Muy bueno el artículo, quiero felicitarte, Santiago, por este blog, me parece muy bueno y edificante para los que queremos y sueñan con ser docentes y mejorar la calidad de la educación en cada uno de nuestros países, yo creo y sueño con cambiar el mundo, pero se que lograrlo no es de la noche a la mañana y que el secreto esta en los niños y jóvenes, en lo que les enseñamos y en lo que les inspiramos a ser, ellos son el futuro del mundo y de ellos dependerá que sea mejor :). He tratado de leer la mayor cantidad de los artículos del blog, aunque no he podido :) (Sería espectacular que si hicieras otro E-book, fuera una recopilación de todos tus artículos, así como el e-book de las frases :)).

    Con respecto al escrito, definitivamente mi favorita es la 16, hacer que los estudiantes se pongan en nuestro lugar, no solo aumenta su autoestima y les quita el miedo a hablar en publico, también ayuda a hacer mejor análisis sobre lo que se esta explicando y el poder compartirlo de forma coherente con el resto del grupo, es una forma de animar a los otros estudiantes a que puedan ser mas participativos en la clase. Creo que hay que tener todos estos puntos en cuenta y saber usarlos dependiendo el caso.

    Dices que hay que saber aplicar el método del rol, si en algún momento puedes compartir con nosotros que cosas se deben tener en cuenta al momento de usar este método, te lo agradecería mucho :)

    Felicidades! Saludos desde Barranquilla, Colombia! :)

    • says

      Muchas gracias por tu comentario Alexander. hay muchas formas de enseñar y cada uno debe encontrar aquella o aquellas que mejor se adapte a su visión de la Educación. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>